Historia natural | Demografía y conservación | Distribución | Información taxonómica | Referencias | Otras imágenes Versión para imprimir

Pharomachrus mocinno de la Llave, 1832

(Quetzal)

 

Ilustración de un macho de Pharomachrus mocinno. Autor: Fernando Zeledón.
Historia Natural
Hábitat: Prefiere los bosques montanos muy húmedos, cargados con epífitas, donde frecuenta el dosel y los bordes. Asimismo, necesita de los bosques lluviosos del Caribe para sobrevivir.

Reproducción: Se reproducen en el bosque nuboso.

Su nido es una cavidad profunda y desnuda, parecida a la de los “pájaros carpinteros” (Picidae), con una entrada lateral única, ubicado de 4.3 a 27 m de altura sobre un tronco en descomposición en el bosque o en un claro cercano (ver imagen). Ponen 2 huevos de color azul claro que miden 38.9 por 30.2 mm. El período de incubación dura entre 17 y 18 días. Se reproducen de marzo a junio (con frecuencia dos nidadas por año).

Las crías son atendidas por ambos padres y dejan el nido después de 23-29 días.

Durante el período reproductivo, el macho asciende a lo alto del bosque en un despliegue de vuelo y ruido (comportamiento conocido solo en esta especie).

En la Reserva Biológica de Monteverde se estima una población de 100 a 150 parejas que anidan (200 a 300 individuos).

Estacionalidad: En la época de reproducción efectúan migraciones altitudinales limitadas. En la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde se ha demostrado mediante el uso de radiotransmisores (colocados en 30 individuos) que, en los meses de junio y julio, los quetzales abandonan sus áreas de anidación dentro de la Reserva y se desplazan hacia abajo de la vertiente del Pacífico, donde habitan durante los siguientes meses. Esta especie anida en los bosques nubosos ubicados en la cima de las montañas cuando el alimento es abundante, pero deben migrar hacia las partes más bajas de las montañas cuando el clima se torna más severo y el alimento escasea. Los quetzales anidan en el bosque nuboso de febrero a junio. En junio y julio abandonan este bosque y se movilizan hacia abajo en la vertiente del Pacífico, y utilizan zonas de vida que no están representadas dentro del área protegida. Durante estos meses los quetzales sobreviven en pequeños fragmentos de los bosques, en comunidades de los alrededores, localizadas entre los 900 y los 1.500 m. s. n. m.; allí permanecen desde julio hasta octubre o noviembre. Durante ese tiempo se alimentan de especies de aguacates silvestres cuyos àrboles albergan grandes cantidades de frutos. En octubre o noviembre, cuando los frutos se agotan, los quetzales abandonan la ladera del Pacífico y migran al cruzar la división continental hacia las partes medias de la ladera del Caribe, para quedarse en el bosque lluvioso localizado entre los 700 y 1.200 m. Permanecen en esta zona hasta enero, época en que regresan a sus áreas de anidación en el bosque nuboso.

Alimentación: Efectúan vuelos para atrapar frutos, insectos pequeños, ranas y lagartijas pequeñas o caracoles. Sus frutos preferidos incluyen varias especies de la Familia Lauraceae y también Symplocos (Symplocaceae). También comen frutos de “higuerones” (Ficus spp.) (Moraceae). En la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde se alimentan de los frutos de las siguientes especies: Guatteria consanguinea (Annonaceae), Bedschmiedia costaricensis, Bedschmiedia sp.; Nectandra davidsoniana, N. gentlei, N. hipoglaucea, N. salicina, Ocotea austinii, O. bernouliana, O. klotzschiana, O. tonduzii, O. wascheheimii, Persea sp., Phoebe heurophylla, P. mexicana (Lauraceae); Ficus tuerckheimii, F. pertusa (Moraceae); Symplocarpum sp. (Theaceae); Hampea appendiculata (Malvaceae); Hasseltia floribunda (Flacourtiaceae); Pouteria sp. (Sapotaceae); Symplocos sp. (Symplocaceae); Ardisia palmana (Myrsinaceae); Rubus rosaefolia (Rosaceae); Eugenia spp. (Myrtaceae); Conostegia bernouliana (Melastomataceae); Mappia racemosa (Rutaceae); Dendropanax arboreus (Araliaceae); Cytharexyllum integerrimum, C. marcradenium (Verbenaceae); Chione costaricensis, Coussarea austin-smithii, Guettarda poasana (Rubiaceae).

Comportamiento: Son solitarios o forman parejas, aunque varios individuos se pueden reunir en un árbol con frutos. Después de criar pueden viajar en grupos dispersos y pequeños.

Relaciones: Ambos padres defienden sus nidos de las ardillas, del “tucancillo verde” (Aulacorhynchus prasinus) y de serpientes. Algunos animales grandes, como el “tolomuco” (Eira barbara), los “pizotes” (Nasua narica), felinos, “zorros pelones” (Didelphis marsupialis) y monos, también constituyen importantes depredadores.


Ilustración de una hembra de Pharomachrus mocinno. Autor: Fernando Zeledón.
Demografía y conservación
Distribución
Distribución en Costa Rica: Es una especie residente relativamente común en las montañas cubiertas total o parcialmente de bosque de la Cordillera de Tilarán, y hacia el sur hasta Panamá. En la Cordillera de Tilarán se localiza desde los 1.200 m. en adelante y desde los 1.500 m. hasta alturas mayores a los 3.000 m. en las Cordilleras Volcánica Central y de Talamanca. Puede permanecer en áreas bastante deforestadas si los bosques remanentes contienen buenos sitios de alimentación y anidación.

Distribución de Pharomachrus mocinno por áreas silvestres protegidas, según base de datos de Conservación de The Nature Conservancy.
Distribución por área de conservación:
Amistad Caribe
Amistad Pacifico
Huetar Norte
Arenal
Cordillera Volcanica Central
Pacifico Central
Tortuguero
Distribución fuera de Costa Rica: Se encuentra desde el sur de México hasta el oeste de Panamá.

Información taxonómica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Trogoniformes
Familia: Trogonidae
Nombre científico: Pharomachrus mocinno de la Llave, 1832
Nombres comunes: Quetzal

Macho de Pharomachrus mocinno comiendo aguacatillo. Foto: Angela Arias.
Referencia de publicación de la especie: de la Llave, 1832, Registro Trimestre 1: 48.
Localidad del tipo: Guatemala y Chiapas.
Descripción diagnóstica: Mide 36 cm., además de hasta 64 cm. correspondientes a las “colas” del macho, y pesa 210 grs. El macho es inconfundible, inclusive sin las prolongaciones, debido a su cresta en forma de casco comprimida lateralmente que se extiende hacia adelante para cubrir la base del pico. La hembra y los juveniles carecen de cresta pero muestran una cola con un barreteado distintivo y el pecho gris.

El macho adulto es verde resplandeciente en gran parte (ver imagen). Presenta las coberteras de las alas alargadas y extendidas hasta los lados del pecho. Las 4 coberteras supracaudales son alargadas y forman unas “colas” delgadas y flexibles (ver imagen). Las remeras y las timoneras centrales son negras y las timoneras laterales blancas. La parte inferior del pecho es marrón que gradualmente se transforma en carmín encendido en el abdomen. El pico es amarillo y las patas gris oliváceo.

La hembra es mucho más opaca. Presenta las coberteras de las alas y de la cola solo ligeramente alargadas. La cabeza es verde bronceado opaco. El pecho es gris, el abdomen carmín más pálido, y cuenta con un barreteado blanco y negro grueso en las timoneras laterales (ver imagen). La maxila es negra.

Los especímenes inmaduros son similares a la hembra adulta, pero más bronceados por encima y con el barreteado de la cola más burdo.

Los ejemplares juveniles son café tiznado oscuro por encima. Las escapulares, las coberteras de las alas y terciales muestran base y fleco ancho anteado. Por debajo presenta un tono ante que se desvanece a blanco en el abdomen, con un barreteado y manchado fusco no muy bien definido.


Hembra de Pharomachrus mocinno. Foto: Angela Arias.
Información general
Autor: Luis Humberto Elizondo C.
Colaboradores:
The Nature Conservancy
Fecha de publicación: 12/4/2000
Referencias
American Ornithologists´s Union. 1998. Check-List of North American Birds (The Species of Birds of North America from the Arctic through Panama, Including the West Indies and Hawaiian Islands). 7th. ed. Allen Press, Inc., Lawrence, Kansas, U.S.A..

Anónimo, 1993. ler Congreso de Ornitología de Costa Rica. Consejo Internacional para la Preservación de las Aves (CIPA), Museo Nacional de Costa Rica (MNCR), Programa Regional de Manejo de Vida Silvestre para Mesoamérica y el Caribe (PRMVS-UNA). 32 p. Campos, R.G. 1989. Datos acerca de las diferentes especies de aves consideradas elementos especiales por PPN-CR (Fundación Neotrópica). Informes 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7. Grecia, Costa Rica.

Delgado, R.; R.G. Campos; J. Sánchez y Ch. Gómez. 1998. Lista de Aves de Costa Rica/ Checklist of Costa Rican Birds. ASOCIACIÓN ORNITOLÓGICA DE COSTA RICA. San José. Costa Rica. 28 p..

Elizondo, L.H. 1984. Inventario preliminar de la avifauna del Parque Nacional Braulio Carrillo. Servicio de Parques Nacionales, Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). San José, Costa Rica. 5 p.

LaBastille, A.. 1991. Pharomachrus mocinno (Quetzal). Pp. 610-612, In: D.H. Janzen (ed.). Historia Natural de Costa Rica. Editorial de la Universidad de Costa Rica. San José, Costa Rica.

Lewis, T.J. & F.G. Stiles.1980. Locational checklist of the birds of Costa Rica. Costa Rica Expeditions. San José, Costa Rica.

Powell, G.; Bjork, R.; Guindon, C. y otros. s.f. Protección y manejo de parches de bosque a fincas pequeñas para uso doméstico y conservación de la biodiversidad: un plan piloto por la zona de amortiguamiento, vertiente pacífica del Área de Conservación Arenal. Proyecto Cooperativo: Asociación Conservacionista de Monteverde, Centro Científico Tropical, Centro RARE para la Conservación Tropical. s.p..

Powell, G. y R. Bjork. 1994. Implications of altitudinal migration for conservation strategies to protect tropical biodiversity: a case study of the Resplendent Quetzal Pharomachrus mocinno at Monteverde, Costa Rica. Bird Conservation International 4: 161-174.

Powell, G. y R. Bjork. 1995. Implications of Intratropical Migration on Reserve Design: A Case Study Using Pharamachrus mocinno. Conservation Biology 9(2): 354-362.

Sibley, Ch. and B. Monroe, Jr. 1990. Distribution and Taxonomy of Birds of the World. Yale University Press. New Haven & London. 1111 p.

Skutch, A.F.. 1944. Life History of The Quetzal. The Condor 46: 213-235.

Skutch, A.F.. 1945. Incubation and nestling periods of Central American birds. The Auk 62: 8-37.

Sisk, T.D.; Hellen Sparrow & J. Zook. 1992. Aves de la Zona Protectora Las Tablas, Reserva de la Biosfera La Amistad, Costa Rica. Tropical Conservation Biology, Stanford University. Stanford, U.S.A.

Slud, P. 1964. The birds of Costa Rica: Distribution and Ecology. Bulletin of The American Museum of Natural History 128: 5-430

Stiles, F. G. 1983. Checklist of birds. Pp. 530-544, In: D.H. Janzen (ed.). Costa Rican Natural History. University of Chicago Press, Chicago.

Stiles, F. G. 1985. Conservation of forest birds in Costa Rica: Problems and perspectives. ICBP Technical Publication 4: 141-168.

Stiles, F. G. 1991. Forest Birds - Caribbean slope. s. d. 7 p. (manuscrito).

Stiles, F. G. 1991. Lista preliminar de la avifauna de la Reserva Forestal de San Ramón. Pp. 73-78, In: R. Ortiz (ed.). Memoria de Investigación, Reserva Forestal de San Ramón. Oficina de Publicaciones, Sede de Occidente, Universidad de Costa Rica.

Stiles, F.G. & A. F.Skutch. 1995. Guía de Aves de Costa Rica. Traducción al español: Loretta Rosselli. Ilustrado por Dana Gardner. Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio). Heredia, Costa Rica. 580 p.

Wheelwrigh, H.. 1983. Fruits and Ecology of Resplendent Quetzal. The Auk 100: 283-301.

Wolf, L. 1976. Avifauna of The Cerro de la Muerte Region Costa Rica. American Museum Novitates (2606): 1-37.

Dirección de esta página de especie
http://darnis.inbio.ac.cr/FMPro?-DB=ubipub.fp3&-lay=WebAll&-Format=/ubi/detail.html&-Op=bw&id=3110&-Find

Para consultas

Alvaro Herrera (alherrer@inbio.ac.cr)