Nombre científico:
Nombre común:
Pereskia lychnidiflora  DC.
(Mastuerto.)

Hábito de Pereskia lychnidiflora.
Ilustración: Claudia Aragón.

Historia Natural

Hábito:
Cactus arborescente.
Hábitat:
Bosques secos, áreas rocosas.

Fenología:

Floración observada de mayo a agosto. Frutos observados de julio a setiembre.

Demografía y conservación

Estado de su conservación:
En la actualidad es una especie muy rara y casi extinta en el país; a pesar de continuos esfuerzos no se han podido localizar poblaciones nativas en el área de Nicoya, y prácticamente solo es conocida por dos o tres individuos en el área de Bagaces y Puerto Humo.
De hecho, antes de estos individuos, que fueron localizados en las ultimas décadas, se creía que la planta estaba extinta en el país.

Distribución

Distribución en Costa Rica:
Se encuentra en la Península de Nicoya, en Guanacaste (Bagaces).

Mapa de distribución según base de datos y otras fuentes de información para Pereskia lychnidiflora en Costa Rica.
Distribución por área de conservación:
Tempisque
Distribución fuera de Costa Rica:
Desde México hasta el norte de Costa Rica. Elevación: de 0 a 100 m.

Información taxonómica

Reino:
Plantae
Filo:
Magnoliophyta
Clase:
Magnoliopsida (Dic.)
Orden:
Caryophyllales
Familia:
Cactaceae
Nombre científico:
Pereskia lychnidiflora  DC.
Nombres comunes:
Mastuerto.

Referencia de publicación de la especie:
Prodr. 3: 475. mar. 1828.
Historia taxonómica:
Pereskia nicoyana F.A.C. Weber, Bulletin du Muséum d'Histoire Naturelle 8(6): 468. 1902.
Localidad del tipo:
México.
Descripción diagnóstica:
Arbol o arbusto de 4 a 6 m de altura, en general profusamente ramificado, con el tronco principal y los viejos densamente cubiertos por espinas. Tallos con espinas.

Hojas de 2 a 4.5 por 1 a 2 cm, elípticas, agudas apicalmente, anchamente obtusas en la base, cortamente pecioladas, glabras y muy carnosas.

Flores sin tubo o con tubo no visible, anaranjadas, hasta de 2 cm de ancho, generalmente dispuestas al final de las ramas floríferas. Frutos verde-rojizos al madurar.

El único cactus arborescente nativo con hojas propiamente desarrolladas en el país. A primera impresión, es muy similar a un árbol de “jìcaro” (Crescentia spp), pero las numerosas espinas del tronco lo distinguen fácilmente. Esta especie fue considerada originalmente endémica de la región de la Península de Nicoya y conocida como Pereskia nicoyana. Sin embargo, estudios posteriores confirmaron que esta especie constituía en realidad un sinónimo de Pereskia lychnidiflora, distribuida desde México hasta Costa Rica.

Detalle de ramita fértil de Pereskia lychnidiflora.
Ilustración: Claudia Aragón.

Información general

Autor:
J. Francisco Morales
Colaboradores:

Fabiana Murillo.
Fecha de publicación:
3/29/2001

Referencias

Morales, J. F., 2000. Orquideas, cactus y bromelias del bosque seco de Costa Rica. Instituto Nacional de Biodiversidad. Santo Domingo de Heredia, Costa Rica. 162 p.

Dirección de esta página de especie

http://darnis.inbio.ac.cr/FMPro?-DB=UBIpub.fp3&-lay=WebAll&-Format=/ubi/detail.html&-Op=bw&id=4555&-Find

Para consultas

J. Francisco Morales (fmorales@inbio.ac.cr)
Principal l INBio l Biodiversidad l Servicios l INBioparque l Editorial l Mapa del sitio

Derechos reservados © 2004 Instituto Nacional de Biodiversidad.